Postulados de Cafh

Cafh tiene como base los siguientes postulados:

El principio fundamental del universo –Dios– trasciende nuestra comprensión actual.
Por tener conciencia –percepción inteligente de nosotros mismos y de nuestro campo de acción– y voluntad –capacidad de proponernos objetivos y de realizarlos– los seres humanos tenemos innumerables posibilidades.
Los miembros de Cafh sostenemos que desenvolvernos espiritualmente es nuestra tarea fundamental y que, a través de nuestro desenvolvimiento espiritual, podemos llegar a conocernos a nosotros mismos y comprender nuestra relación con la vida, el mundo y lo divino.
Los miembros de Cafh sostenemos que aplicar fructíferamente lo que aprendemos es nuestra forma de participar con la sociedad y, así, lograr paz y felicidad para nosotros y generar paz y adelanto para la humanidad.

Comentarios

Llamamos vocación espiritual a nuestra voluntad aplicada a desenvolvernos espiritualmente.
Cafh nos ofrece un camino de desenvolvimiento apto para todos, para que podamos realizar nuestras posibilidades según nuestra voluntad y nuestras características.
No nos adherimos a dogmatismos irreductibles ni nos sometemos a personalidades carismáticas o de otra índole, porque priorizamos la responsabilidad y la capacidad individual de aprender.
Cuidamos no confundir la jerarquía de funciones con la superioridad de unas personas sobre otras. Por esto, los miembros de Cafh no nos catalogamos como Maestros y discípulos. La búsqueda de lo divino es individual; quienes emprendemos esa búsqueda somos compañeros de camino.

Principios Fundamentales de Cafh

Los seres humanos tenemos derecho a la libertad de pensar, sentir y decidir sobre nuestra vida sin interferencia de otros. Este derecho a la libertad es básico para el desenvolvimiento humano y nos da innumerables posibilidades; entre ellas, la de asumir compromisos con nosotros mismos, con los demás y con Dios. Una vez que asumimos compromisos, el ejercicio de la libertad consiste en nuestra capacidad de cumplirlos con fidelidad.
El derecho a la libertad implica responsabilidad en el ejercicio de esa libertad. El desarrollo de la responsabilidad hace que el ejercicio de la libertad dé frutos de paz y felicidad.

Comentarios

La enseñanza de Cafh tiene como objetivo ayudarnos a expandir nuestra conciencia con una interpretación actualizada de la vida y del mundo. La expansión de la conciencia desarrolla nuestro sentido de responsabilidad.
La renuncia es el substrato de la enseñanza de Cafh. La enseñanza de Cafh define la renuncia como presencia, participación y reversibilidad.

Presencia

En relación con la noción de ser: conciencia de lo divino en nosotros y de nosotros en el mundo y la vida.
En relación con el hacer: estimulamos el desenvolvimiento de la sociedad comenzando por producir en nosotros mismos los cambios que quisiéramos ver en los demás y en la sociedad.

Esto nos conduce a la:

• Participación
Con el contexto universal por la expansión de nuestra conciencia.
Con el contexto humano –todos los seres humanos– por el desarrollo de una actitud abierta, permeable al mensaje de la vida. Esto implica:

• Reversibilidad
En la armonía de los opuestos: saber estar plenamente aquí y ahora , sin perder la conciencia del eterno presente. Lo particular y lo general, lo individual y lo colectivo, yo y la humanidad, son dos caras de una misma realidad. Lograr reversibilidad es asentar nuestra conciencia sobre la realidad , reconociendo la validez de todas sus expresiones.

En la problemática personal: ubicar nuestros problemas personales en el contexto de los problemas ajenos y los generales. Esto nos lleva a comprender la ilusión de buscar una felicidad particular, separada del medio en el que vivimos.

La aceptación de la limitación de nuestro entendimiento y la voluntad de desarrollar la comprensión de nosotros mismos, de la vida y del mundo, son las bases firmes de nuestro camino de desenvolvimiento.

Con estos postulados y principios, Cafh promueve nuestro desenvolvimiento espiritual.
FaLang translation system by Faboba